Lo funcional y lo estético convergen en la decoración de oficinas

Miles de personas pasan más tiempo en la oficina que en casa, motivo por el cual los expertos en materia de decoración aconsejan cuidar el diseño del entorno laboral. Pero, ¿qué estética buscan las empresas? La respuesta es unánime, aquella que permita el bienestar del empleado para lograr una mayor productividad.

Un despacho pequeño, con poca luz, desordenado, sin elementos decorativos de ningún tipo y con un mobiliario no ajustado a sus necesidades contribuye a que el trabajador se encuentre incómodo en él, lo que repercute en su productividad. Lo ideal es que las oficinas sean amplias, que cuenten con una buena iluminación -preferiblemente natural-, muebles ergonómicos y elementos decorativos que ayuden a mejorar el bienestar del empleado.

Cada vez más las compañías se centran con mayor empeño en el aspecto estético de sus oficinas, ya que ha quedado demostrado que el ambiente influye de forma directa sobre la productividad. De ahí que la decoración se convierta en un arma para que las empresas logren sus objetivos.

DEGW se dedica a asesorar a las grandes empresas en materia de decoración. Han trabajado con Google España y Prisacom, entre otros. Mientras Google apuesta por la modernidad y el dinamismo en sus espacios para equilibrar el carisma de la empresa con espacios diáfanos y zonas de espera; Prisacom busca espacios abiertos, mamparas acristaladas y colores anaranjados para permitir la concentración de los empleados.

Esto viene a explicar que cada empresa debe decorar sus oficinas en función de sus características, necesidades, el trabajo que desarrollan y sobre todo sus exigencias corporativas.

Consejos Feng Shui

El Feng Shui es una técnica de decoración que se centra en la colocación de los espacios para que la energía fluya positivamente y también se aplica en las oficinas. La ubicación de la mesa de trabajo es fundamental para potenciar el pensamiento, la concentración y la creatividad. Es recomendable situar la espalda contra la pared, ya que da la sensación de superioridad al tener un elemento grande detrás, lo que hace sentirse más fuerte y seguro.

Por otra parte, lo que se debe evitar es poner a las personas dándose la espalda, ya que hace sentir inseguridad; no se sabe cuándo miran o si murmuran. Lo ideal es que en la oficina todos estén a la vista de todos o, en caso de que no sea posible, que se puedan ver a través de espejos colocados estratégicamente.

También se debe evitar poner la mesa de trabajo frente a una ventana, para evitar la distracción del empleado. La ventana debe estar cerca, para poder ver un paisaje agradable con un simple giro, pero no tiene que estar a un simple vistazo.

Las plantas son un fetiche Feng Shui, ya que contribuyen a lograr un flujo de energía adecuado. De ahí la importancia de colocar alguna en la oficina. Hay que mantener el área de trabajo limpia y ordenada, un objeto artístico en el escritorio ayuda a activar la energía, no se debe dar la espalda a las puertas para no dejar escapar las oportunidades y los respaldos de las sillas tienen que ser preferiblemente altos.