Despacho de abogados

Las grandes marcas de despachos de abogados cuidan mucho su imagen de cara a los clientes, y eso se nota en cómo organizan y decoran sus oficinas.

La decoración del despacho de abogados debe transmitir al cliente las sensaciones que busca al contratar asesoramiento legal: que se trata de una empresa formal y profesional. Más allá de esto, hay una amplia gama de estilos y matices con que se puede dotar a las instalaciones.

En esta caso hablaremos de los despachos de una firma de abogados en Valencia, aunque bien podríamos estar hablando de un despacho legal en Barcelona u otra capital española.

Entrada al despacho de abogados

Personalmente lo que más me ha llamado la atención son las sillas. No me han gustado. A nivel estético sí, pero veo complicado que sean cómodas para estar sentado en ellas trabajando durante largas jornadas. Es cierto que la silla de trabajo del despacho principal se ve que es de otro modelo y más cómoda. Las demás parecen rígidas y no me terminan de convencer.

Despacho privado

foto

El área de espera sí parece cómodo, con un sillón amplio y nuevamente una silla bonita pero poco funcional. Parece un modelo inspirado en la silla Eames. Esto por supuesto son apreciaciones personales, y al final lo que cuenta es que el personal de la empresa sea el que está a gusto. Yo sólo doy mi punto de vista.

Dicho esto, estamos ante unas oficinas de tamaño "realista", por lo que lo considero un caso interesante y más aplicable que otros vistos antes en Icalan.es. Más que nada porque estamos acostumbrados a ver fotografías de grandes espacios de trabajo, muy bien decorados, pero de unas dimensiones que se alejan mucho de las que ocupan la mayoría de Pymes españolas, ya sea en firmas de abogados u otro sector.

Efoto

Me gusta especialmente la presencia de plantas. Tanto en la recepción, como en la zona de trabajo común hay plantas que alegran un poco las áreas de trabajo.

La madera tiene una presencia destacada en toda la firma de abogados, desde las vigas que cubren el techo, a las mesas de trabajo, tanto en los despachos como en la sala de reuniones. Los marcos de las ventanas siguen este mismo patrón.

foto de la estancia

De hecho, es ese tono claro de madera lo que da la misma personalidad a todas las áreas de la empresa. Hay ciertas zonas que están cerradas, pero lo hacen mediante paredes de cristal. Es lógico que en un despacho de abogados sea necesaria cierta privacidad en las conversaciones con diferentes clientes, pero han optado por no cerrar a la vista ninguna parte, simplemente separándolas mediante mamparos de cristal.

Sobriedad y elegancia

Oficinas de abogados

Siempre es una cierto tratar de que las oficinas sean lo más abiertas que sea posible. Tanto por la sensación de amplitud como para mejorar (y a veces obligar) la comunicación entre los diferentes miembros del personal, además de que así se fomenta la sensación de trabajar unidos en un proyecto común. Si cerramos las zonas, se es más propenso a crear "grupos" y pequeñas divisiones entre trabajadores. "los de administración", "los de comercial", etc. Dejando las instalaciones abiertas reducimos esas divisiones, algo importante también en los despachos de abogados.